Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘La Uva del Día’ Category

Observé la belleza del extenso mar azul por largo rato, cuando en mi corazón se despertó la inquietud por ver algo mas. La magnitud del océano es hermosa, su relieve en mil tonos de morado, verde, celeste y aqua bordado en blanca espuma, pero aun así después de contemplarlo por extensos minutos se volvió monótono. No había nada mas al alcance de la vista que agua, agua y mas agua. Desee ver algo especial, un delfín que rompiera con su cuerpo aquel lienzo azul marino o la cola de una ballena abanicando la brisa que se levanta con las olas, cuando la preciosa voz del Espíritu Santo habló a mi corazón y me dijo: “Si quieres ver algo mas, algo distinto a lo que has visto, rompe tu la superficie y sumérgete en este inmenso y profundo mar.” 

El Espíritu Santo no me hablaba de tirarme al agua por su puesto. Me estaba revelando  que la magnitud y la profundidad de Dios no la podemos ver sólo por encima, debemos sumergirnos en él para ver las cosas ocultas debajo de su superficie.

 

1 Corintios 2

    9 Antes bien, como está escrito:
    Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,
    Ni han subido en corazón de hombre,
    Son las que Dios ha preparado para los que le aman.

    10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

    11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

 

En ese momento me encontraba en medio del Mar Caribe abordo de un crucero. Es muy cómodo estar abordo de un barco donde todas tus necesidades son suplidas. En este crucero teníamos una habitación cómoda, agua caliente para ducharnos, comida ilimitada a cualquier hora del día y de la noche, no teníamos ninguna responsabilidad mas que bajarnos en los puertos a donde nos llevaban y regresar a la hora que se nos pedía que lo hiciéramos. Entendí que muchas veces caemos en el error de acomodarnos en un crucero y querer llegar a nuestro destino sin habernos mojado un poco. Entendí que el hecho de estar abordo de un barco me lleva mucho más rápida y cómodamente de punto A a punto B, pero en el camino dejé un mar entero sin conocer. Lo pude recorrer por encima, pero sus misterios y maravillas estuvieron ocultos esperando a que yo me lanzara y lo explorara. 

Lo Profundo de DiosDios tiene una superficie extensa y todos la hemos visto ya sea de cerca o de lejos, pero su profundidad es un mar lleno de vida y misterios esperando a que nos lancemos de la mano con su Espíritu Santo quien nos lo revelará. No caigamos en la comodidad de que otro nos alimente, nos lleve y nos traiga, y nos diga como es Dios. Dice 1 Corintios 2:9 que esos misterios han sido preparados para aquellos que le aman, o sea para aquellos que lo buscan personalmente, porque no le podemos mandar a decir a él que lo amamos, si lo amamos le vamos a dedicar nuestro tiempo y vamos a buscarle en persona y decírselo estando ante él. Descubrámoslo entrando en la intimidad de su habitación, dejando que la riqueza de su palabra nos rodee por completo. Si Dios ha puesto a alguien en tu vida para que te lleve en su barca, bote o crucero súbete, pero tómate tu tiempo en el camino para descubrir la profundidad del mar que recorres. Cuando llegues a tu destino date la vuelta y ve a traer a otros. Lo único que necesitas es un guía que conozca ese amplio y vasto mar y quien mejor que el precioso Espíritu Santo.

 

Read Full Post »

Esposas FértilesViendo hacía atrás puedo ver como he pasado por tiempos en los que mi vida se ha sentido estancada. Como he pasado hora tras hora tratando de encontrar la manera de darle mas color a mis días o de tener nuevos ánimos o inspiración. Siempre se me ocurrían las mismas tres cosas: Necesito buscar un trabajo, necesito aprender algo nuevo y me debería meter a un gimnasio. Una vez que hube probado las tres me di cuenta de que el color que yo buscaba no dependía de encontrar algo nuevo fuera de mi sino dentro de mi. Lo que está fuera de mi cambia todos los días, un día es y al otro ya no lo es. Pero lo que está dentro de mi es mío y es único y puedo desarrollarlo como yo quiera y darle el tono que yo quiera para luego compartirlo con el mundo.

Así que también en muchas ocasiones me dispuse a encontrar dentro de mi algo en que enfocarme y desarrollarlo. Una idea, un proyecto, un pasatiempo, pero pronto me di cuenta de que mi profundidad era poca, mi experiencia, mi gusto, mi talento todos tenían limites definidos y los podía ver siempre acercándose mas y mas a mi. El horizonte parecía estar siempre al alcance de mis manos y no parecía estarse echando mas atrás. Mi visión era muy corta y mi mente no daba para mucho, lo que yo hacía no me satisfacía. 

Fue entonces que Dios me comenzó a hablar de tal cosa como lo es buscar estar en intimidad con él. Así como la esposa necesita al esposo para concebir, así necesitamos estar con Dios para recibir nuevas ideas, nuevos propósitos, nuevas visiones. Poco a poco él me fue mostrando ese lugar maravilloso, esa habitación en la que el Espíritu Santo se derrama sobre el que entra y le revela los propósitos guardados en el secreto de su vientre espiritual. Llevamos dentro un potencial que sólo él puede activar y desarrollar. Él es la semilla que le da vida a los anhelos y sueños que llevamos dentro. Sin él nunca llegaremos a dar a luz todos nuestros propósitos para los cuales fuimos creados.

 

Lucas 1

35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; …

 

Si por una visita del espíritu santo María concibió a Jesús, no nos pongamos obstáculo en cuanto a que podamos concebir nosotras al estar en su presencia ya que es el mismo espíritu el que nos tomará y nos revelará el potencial que llevamos dentro. Si nos encontramos sin motivación, sin una dirección, entremos a su intimidad y concebiremos vida, vida para nuevos proyectos, vida para derramar sobre nuestros intereses, vida para compartir. Nuestra visión puede ser corta y nuestra mente estrecha pero en él el horizonte no existe. Recordemos que él nos ve desde otro punto desde donde no se ve un horizonte. Su visión está puesta en lo infinito. 

A veces pasan los días y caigo en el afán de las cosas de este mundo y pierdo la visión espiritual que Dios tiene para mi vida y pierdo la inspiración para seguir. Basta un par de alabanzas mal entonadas pero del corazón, mis palabras sinceras en forma de adoración y mi amor derramado a sus pies para que su espíritu fluya y me muestre lo fértil que puedo ser si le entrego mi tierra sin condiciones. Un momento en su habitación puede hacer que hasta el valle mas seco sea un manantial de vida. Un momento en su presencia convierte la esterilidad en abundancia de frutos. Un momento en su intimidad te cambiará para siempre y nunca mas dirás no se que hacer, que decir o adonde ir. Nunca olvidemos que él nos hizo esposas fértiles para concebir.

Read Full Post »

Como NiñosSiempre paso pendiente de mi propio trabajo y desempeño como madre. Trato de ser mejor cada día en este pequeño ministerio que Dios me encomendó. Mis tres hijos son las primeras ovejitas que Dios me ha confiado. Se que si soy fiel y hago un buen trabajo en lo poco, en el futuro podré ayudar con mas ovejas. Por mientras estoy practicando con estas dándoles lo mejor que puedo. Se que no hay nada mas importante que yo pueda enseñarles que a amar a Dios y con su palabra moldearlos para que sean fieles servidores suyos. Pero muy a menudo me doy cuenta de que por medio de su testimonio son ellos los que me están moldeando y me están enseñando a amar a Dios.

Jesús dio testimonio de la luz para que todos creyésemos. Él no vino sólo a hablar de la luz, vino a ser luz para que a través de su vida tengamos ese manual práctico de como ser hijos. Él no sólo dijo que debíamos ser niños para entrar en el reino de los cielos, él fue niño.

Mateo 18:3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Somos llamados a ser seguidores de Jesús y a hacer las cosas que él hizo. Si lo pensamos Jesús aun siendo el Hijo de Dios se hizo “niño”, aun siendo él la palabra a través de la cual el mundo y todas las cosas fueron hechas y teniendo ese poder tan grande en su nombre. Cuando Jesús vino a este mundo vino confiando en su Padre como un niño y uno muy obediente, no se negó ni pataleó, no dudó ni se desesperó, no trató de quitarle ni agregarle al plan de Dios, lo siguió al pie de la letra. Al igual que Isaac confió en su padre Abraham de camino al monte, así también Jesús confió en su Padre hasta su crucifixión. Aunque en muchas ocasiones lo que Dios le pedía hacer a Jesús no tenía sentido, él obedeció y lo hizo. 

He leído esto y lo he entendido por muchos años pero Dios vio que yo necesitaba verlo ilustrado para que la semilla terminara de germinar en mi y yo pudiera ser mas como una niña. Las pasadas dos semanas han desfilado por mi casa una variedad de enfermedades poco simpáticas. Mi hija que está por cumplir cuatro años de edad contrajo una infección en sus ojos. Cuando lo noté por primera vez inmediatamente le dije que debíamos orar para que Jesús la sanara como sanaba a los enfermos en las historias que le leo por la noche. Ella llena de una fe que sólo un niño puede tener accedió y me tomó la mano y oramos juntas. Terminamos de orar y exclamó con gran gozo: “¡Gracias Jesús, que me sanaste!”. Al día siguiente se levantó con sus ojos siempre rojos por lo que volvimos a orar y nuevamente su reacción fue la misma. Hoy fue el cuarto día y su entusiasmo después de cada oración no ha disminuido en lo mas mínimo.  

¡Que lección la que le has dado a mamá hija! En ningún momento te has quejado, en ningún momento has cuestionado a Jesús, no has reclamado y tu fe y tus ánimos para orar están intactos. Muchas veces le he pedido a Jesús poder conocerlo mejor y tu me lo has mostrado por cuatro días. Me has mostrado que él es alguien tan sencillo como un niño que cree lo que su Padre le dice y eso es suficiente. Verdaderamente que tu estás viviendo un aspecto del reino de los cielos que yo no conozco. Ese aspecto en el que podemos confiar como niños en que si Dios ha dicho algo es porque así es aunque no lo veamos con nuestros ojos físicos. Tu sabes que Jesús tiene el poder para sanar y eso ha sido suficiente para ti para poder exclamar: “¡Gracias Jesús, que me sanaste!” aunque no obtengas resultados inmediatos en lo físico se que por tu fe has arrebatado bendición para tu vida, la mía y todos los que lean esta uva. Si todos exclamáramos con tal confianza, con los brazos extendidos y a gran voz: “¡Gracias Jesús, que me sanaste!” las farmacias dejarían de vender medicamentos y en vez tendrían estantes repletos con todas las versiones de la Biblia. Gracias hija por enseñarme lo importante que es ser niña y tanto mas. Se que por tu fe de niña recibirás y ministrarás sanidad a muchos.

Gracias Jesús por ese hermoso instrumento a través del cual muchas veces me cantas tu dulce canción y moldeas mi corazón.

Read Full Post »

 

fotolia_585058_xs.jpg

Existen en este país varios cafés muy populares que han logrado adoptar una clientela muy fiel. Cada café ha desarrollado su propia cultura y su propio idioma para distinguirse entre los demás. La variedad de tamaños, sabores y opciones que cada lugar tiene es muy amplia, de manera que tienen un menú entero de sólo café y sus variaciones. No tengo la costumbre de tomar café por lo que muy pocas veces he entrado a uno de estos establecimientos, pero hace unas semanas me encontré esperando en fila para que un empleado del lugar me tomara mi orden. La fila avanzaba muy rápida y eficientemente. Estuve distraída mientras hacía fila, y miré el menú hasta que tuve al empleado del lugar frente a mi preguntándome que deseaba. Volteé a ver el menú y me quedé muda. Trataba de encontrar algún término familiar pero de todas las palabras allí escritas nada me sugería un obvio chocolate caliente pequeño. Miré al empleado y le pregunté: “¿Tiene un chocolate caliente pequeño?” En ese momento sentí que la fila ya no estaba avanzando tan rápida y eficazmente ya que yo no conocía el menú y tuve que explicarle en mis propias palabras comunes que es lo yo quería ordenar. Este café en el que estaba usaba palabras en italiano para describir pequeño, mediano y grande, y no digamos las palabras en otros idiomas para los sabores y opciones en que las bebidas vienen. Si me hubiera tomado unos minutos yo hubiera aprendido a ordenar lo que quería. El chocolate caliente pequeño tenía opciones como leche entera o leche descremada, con crema batida o sin crema batida y para llevar o para consumir allí. Si yo me hubiera tomado el tiempo de leer el menú mientras hacía la fila, hubiera obtenido mi bebida fácilmente y sin interrumpir la fluidez del servicio lo cual no es gran cosa pero si ponemos atención podemos aprender algo de esto.

1 Juan 5
    14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.  

    15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

Imaginémonos que el dueño del café es Dios, el café es el reino de los cielos y el empleado es Jesús. El menú viene representando la Biblia. Si yo no me tomo el tiempo de leer la Biblia no sabré que ordenar de todo lo que sirven en el reino de los cielos. Recordemos que al igual que en el café, en el reino de los cielos hay un menú, no podemos ordenar cualquier cosa que se nos antoje, tenemos que escoger de lo que aparece en el menú. En el menú sólo aparece la voluntad de Dios así que si lo leemos antes de llegar a Jesús para ordenar, podremos estar seguros de que saldremos satisfechos con nuestra orden de ese café celestial que tiene tantas y variadas opciones en su menú. Mientras estemos en fila pidámosle al Espíritu Santo que nos explique el menú. Jesús lo mandó para que no atrasemos la fila y seamos expertos en pedir justo lo que necesitamos y como lo queremos. El Espíritu Santo nos instruye con toda paciencia y sabiduría en como orar. Si pedimos según la voluntad de Dios y según su ley, Jesús tendrá lista nuestra orden antes de que el próximo cliente haya terminado de poner la suya. Así que hermanas aprendamos a pedir según la voluntad de Dios, ya que si nos salimos de su menú nuestra orden no será de su agrado. 

Proverbios 28

 9 El que aparta su oído para no oír la ley,
    Su oración también es abominable.

Las invito a que saboreemos el menú entero y todas las combinaciones posibles que en el hayan. Yo en lo personal ya pedí un expreso doble de salud acompañado de un pansito de nuevas fuerzas. ¡Buen provecho! 

 

 

 

 

Read Full Post »

fotolia_306282_xs.jpg ¡Animo, la primavera está cerca! El veinte de marzo marca el primer día de la primavera. Esta es la fecha en la que las horas de luz comienzan a ser en igual número a las horas de la noche. Hasta ahora la noche a predominado para los que vivimos al norte del ecuador, pero poco a poco podemos notar como la luz del día va aumentando en su duración. Así mismo nuestro Padre celestial está dejándose sentir cada día mas sobre nosotros con sus suaves rayos de luz. 

Si por un tiempo le perdemos de vista o lo sentimos distante, es porque es necesario pasar por la fría prueba de el invierno. Es durante los inviernos en nuestra vida que Dios nos da ha conocer su voluntad. Es durante las pruebas que él nos da la forma adecuada y nos ayuda a crecer despojándonos de hábitos, costumbres y creencias erróneas. Porque así como el oro es pasado por el fuego, así nosotros también somos pasados por el invierno para que sólo lo verdadero permanezca, para que sometamos a su juicio nuestras vidas completas y él nos purifique. Es durante el invierno que sentimos que las tinieblas se multiplican a nuestro alrededor. Es durante el invierno que Dios nos muestra las áreas de nuestra vida que necesitan morir para ser hechas nuevas. Si te encuentras en medio de un fuerte invierno algo quiere Dios de ti, te está pidiendo que dejes o cambies algo en tu vida. Confía y apóyate en él. Si te alejas de él durante la prueba, la habrás fallado, si te acercas estarás venciendo y pronto verás su luz.   

Isaías 50

    10 … El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios.

No importa en que tipo de prueba te encuentras ¡anímate! y busca a Jesús, porque así como el invierno está cediendo a la primavera, así las tinieblas cederán a la luz de Jesús en nuestras vidas. Cada día las tinieblas serán menos y la luz mas perfecta.  

Juan 1

    4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.   

    5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

fotolia_6004224_xs.jpg Esta mañana me desperté por el ruido que hacían los hombres que están preparando las áreas verdes de nuestro vecindario para la primavera. Como un pequeño ejército bien adiestrado van atendiendo de árbol en árbol. Primero limpiando todo residuo muerto del año pasado, hojas, ramas secas, y basura, que se acumuló a sus pies durante el invierno. Luego aflojan la tierra y abonan cada árbol y por último aplican una capa de madera triturada a su alrededor que ayudará a mantener la humedad adecuada cuando el calor del verano llegue. 

Hermanos creamos y gocémonos en saber que Dios tiene gran cuidado de nosotros. Démosle gracias cada día porque él está trabajándonos durante todo el año para que seamos árboles que dan su fruto en su tiempo y su hoja no cae. Demos gracias porque él sabe la fecha exacta en que debemos ser podados o abonados. Si prestas atención podrás escuchar el ruido de sus manos trabajando a tu alrededor, preparándote para la primavera para que luzcas un nuevo verdor. 

El sabe que cantidad de luz necesitamos según la estación en la que estemos. Confiemos y apoyémonos en él porque su obra en nosotros, al igual que su luz, será perfecta. 

Proverbios 4

18 Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora,

    Que va en aumento hasta que el día es perfecto.

 

Reina Valera 1960 

Read Full Post »


fotolia_2381135_xs.jpg

 

Antes de que Dios me bajara de la nube en la que yo viví por muchos años, mis ojos vivían puestos en el calendario buscando cual era la próxima festividad a celebrar. Me ilusionaba con cada temporada y planeaba las decoraciones con gran esmero. Anticipaba la llegada de esa nueva fecha mientras invertía mi tiempo, mi dinero y mi energía en estar preparada para ese momento. Pero gracias a que Dios tuvo misericordia de mi, ahora entiendo que no estoy obligada a celebrar muchas de las fechas que ya vienen marcadas como “importantes” en el calendario y son anunciadas con semanas de anticipo por los periódicos, revistas y anuncios de TV entre otros. Además he aprendido a ser flexible con migo misma en cuanto a como celebrar las festividades que si considero de provecho para nuestra familia.

Recuerdo que durante mi adolescencia el mes de febrero implicaba una de dos cosas: depresión o ansiedad. Depresión porque era lo mas triste sobre la faz de la tierra no tener un novio de quien recibir un: ”Te amo” escrito en una hermosa tarjeta que acompañara las rosas rojas mas fragantes que jamás una novia había recibido. Y ansiedad porque en el caso de tener novio tenía que ver la manera de conseguir dinero para poder comprar un regalo fabulosamente romántico. Mi mente y mi corazón de adolescente, o mas bien debería decir mi mente y mi corazón ignorantes, se habían dejado llevar por lo que el mundo me decía que debía ocurrir en ese día tan especial que no volvería hasta dentro de otros trescientos sesenta y cinco días. Y debo confesar que aun en mi vida adulta y ya de casada la ilusión de sentirme importante para alguien en ese día se me cruza por la mente. Pero allí es donde la voz del Espíritu Santo se deja escuchar, entre ese pensamiento de ¿haber si ocurre algo especial? y ¡nadie va a pensar en mi! 

A través de su Espíritu Santo el Señor me ha mostrado que el hecho de que el hombre le ha adjudicado un valor romántico a este día específico, le roba al resto del año esa importancia de manifestarnos nuestro amor los unos a los otros. El mundo se las ingenia en mas de una manera para programarnos para estas fechas y decirnos como demostrar nuestro amor y como esperarlo. ¿Acaso el mundo sabe que es el amor? ¿Acaso el mundo nos enseña que el amor no busca lo suyo? 

1 Corintios 13

    4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

    5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

    6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

    7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

    8 El amor nunca deja de ser…

Amadas hermanas el catorce de febrero es un día tan hermoso como todos los demás, no tiene mas horas que los otros para expresarnos nuestro amor, la luz del sol no es mas tenue para que estemos mas románticos, el aire no viene con olor a rosas. Si tu recibes las expresiones de cariño de tus seres queridos en este día dale gracias a Dios. Si no recibes nada igual dale gracias a Dios. Él no dejó de cuidarte hoy, él no dejó de bendecirte hoy, él no dejó de amarte y hacértelo saber a través de su creación entera. No busquemos mas ese amor superficial que se expresa por la docena, busquemos el verdadero amor que se expresa por jardines enteros, por bosques y paisajes hermosos que no se secan a las cinco días. Si queremos llamarlo Día del Amor y la Amistad entonces dediquémonos primero a conocer que es el amor por que no tiene nada que ver con chocolates calóricos que probablemente no deberíamos comernos. Quitémosle especialmente a nuestros esposos esa carga de tener que acordarse este día de “sorprendernos” con algo. Mas bien sorprendámoslos nosotras a ellos tan a menudo como podamos durante todo el año agradeciéndoles por lo que hacen todos los días, de todas las semanas, de todos los años de su vida productiva yendo a trabajar, a través de una nota, una comida favorita, etc.. Cuando leemos 1 Corintios 13:4-8 nos damos cuenta que trabajando para sostener nuestras familias nuestros esposos nos demuestran mucho mas amor que nosotras a ellos si estamos esperando que nos traigan flores el Día del Amor y la Amistad.

 

Y si, por supuesto que voy a decir que muchos esposos, novios, amistades y familiares dan sus presentes de corazón, pero esto no lo escribí para ellos lo escribí para ti que buscas dejar de hacer lo que el mundo nos entrena a hacer. Si te encuentras atada al calendario como yo lo estuve por años ¡libérate!. Los orígenes de esta celebración son inciertos hay muchas especulaciones sobre quien fue San Valentín, ni siquiera podemos decir que tiene orígenes agradables a Dios. Celebremos lo que Dios hace en nuestras vidas cada día porque de eso si estamos seguras, no vivamos a la expectativa de lo que otro pueda hacer por nosotras en un día, cuando es nuestro deber mandado por Dios hacerlo por otros todos los días. Desde hoy en adelante tratemos verdaderamente de amar a nuestro prójimo como a nosotras mismas según el amor de Dios todos los días.

Read Full Post »

fotolia_964447_xs.jpg

Hace unas noches mi hijo Isaac, de veintiún meses de edad, me señaló hacia una caja de Legos, que estaba sobre un estante alto, y me dio a entender que quería que se la bajara. Se la bajé y la puse sobre la alfombra. El inmediatamente se tiró junto a la caja y comenzó a jugar. Me senté en un sillón a unos cinco metros de distancia de donde el estaba y comencé a ver un programa en la televisión.

Pasaron tal ves unos tres minutos antes de que Isaac viniera a pedirme que le ayudara a conectar una pieza con otra que el traía. Lo hice y se fue muy sonriente. Pasaron otros dos minutos antes de que regresara con dos piezas mas y por supuesto se las uní y de nuevo se fue muy sonriente. No pasaron ni treinta segundos antes de regresara una vez mas con una pieza en cada mano y me hiciera señas pidiéndome que se las uniera. Fue mientras yo le unía estas nuevas piezas que se le ocurrió la solución a su ir y venir. Se dio la vuelta corrió hacia la caja de Legos y con sus pequeños pero fuertes brazos la alzó y con un gran esfuerzo la trajo hasta mis pies.

En ese momento Dios me dio tres lecciones muy importantes.

La Primera: El camino que lleva a Dios lo deberíamos recorrer sólo una vez.

¿Por qué acudimos a Dios cuando tenemos un problema y una vez que él lo resuelve nos damos la vuelta y seguimos por nuestro camino hasta que encontramos otro problema? ¡Cuantas veces he hecho esto en mi vida! En cuanto me doy cuenta de que algo está fuera de mi capacidad corro a sus pies y pido ayuda, una vez que he recibido su auxilio me regreso por el camino que me llevó a él y cuando una vez mas encuentro algo que no puedo hacer sin su ayuda me devuelvo. 

Hermanas, tomemos nuestra vida entera y traigámosla ante su presencia. No perdamos ya mas el tiempo en ir y venir. Lo único que eso nos va a producir es cansancio. A mi hijo le tomo ir y venir tres veces para darse cuenta de que estaba perdiendo su tiempo y sus fuerzas, a mi me ha tomado mucho mas que eso.

Jeremías 6

    16 Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. …

La Segunda: Demostrémosle que venimos en serio. 

Cada vez que Isaac se iba yo le devolvía mi atención al programa en la televisión. Pero una vez que trajo la caja entera de Legos no me quedó de otra que dedicarle mi completa atención a lo que Isaac me pedía que hiciera con las piezas que el escogía. 

¡Dios es tan increíblemente paciente con nosotros! En mi caso él esperó por lo menos veintiséis años a que yo me pusiera en serio y le trajera la caja entera de problemas sin resolver que tenía dentro de mi. Y desde entonces él ha trabajado toda mi vida para bien. 

Hermanas busquémoslo de corazón, no le reservemos nada, démoselo todo de una ves, el ya compró nuestra vida entera con la sangre de su hijo no importa cuantas piezas sin armar tengamos o cuantas nos falten. Recordemos que él ya lo dejó todo por nosotros y es en nuestras debilidades que él se glorifica. Refugiémonos en su presencia y nunca mas le dejemos. Habitemos bajo su cobertura en todo momento para que nuestro auxilio esté siempre al alcance de nuestras manos. 

Isaías 2

    3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.

La Tercera: Pidamos como niños.

Que hermoso es ver la sencillez con la que un niño pide ayuda. Isaac no sabe como verbalizar su necesidad, pero el en su inocencia se vale de hacer señas y gestos incansablemente hasta que yo le entiendo que es lo que quiere. El no viene ante mi con vergüenza o culpa a decirme que no pudo unir dos piezas por lo que necesita ayuda. El corre hacia mi con una sonrisa de seguridad inspirada por la confianza que tiene en que su madre lo quiere ayudar y la fe en que su madre lo puede ayudar.

He aquí un verdadero ejemplo de casi dos años de edad. No lo digo porque sea mi hijo, sino porque Dios nos ha mandado a ser como los niños. Estoy segura que si prestamos mas atención a esos pequeños instrumentos de Dios todas podremos absorber de su maravillosa inocencia que tanto necesitamos para llegar a morar en la presencia de Dios. Confiemos en que Dios siempre está dispuesto a ayudarnos y mas importante aun estemos seguras de que él siempre puede hacerlo. Nuestros problemas son como piezas de Lego que él nos quiere ayudar a armar.

Mateo 18

    3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Reina Valera 1960

Read Full Post »

Older Posts »